Pasar al contenido principal

Dani Hernández

Dani Hernández
Primer Bailarín

Nacido en Remedios, Villa Clara, Cuba. Inició sus estudios de ballet en 1997 en la Escuela Vocacional de Arte «Olga Alonso», de la ciudad de Santa Clara y los continuó, en 2002, en la Escuela Nacional de Arte de La Habana, bajo la guía de Fernando Alonso, Ramona de Sáa y Mirta Hermida, entre otros destacados profesores.

 

Durante su etapa escolar participó en los Encuentros Internacionales de Academias para la Enseñanza del Ballet, evento donde obtuvo en 2006 la medalla de plata; ese propio año inicio a su vida profesional en el Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección artístico-técnica de Alicia Alonso, conjunto con el que se ha actuado en países de América, Europa, Asia, África y Australia.

 

En el 2009 fue promovido al rango de Primer Solista y en el 2011 al de Primer bailarín. Su repertorio incluye los roles protagonistas de la gran tradición romántico-clásica y creaciones contemporáneas de coreógrafos cubanos y extranjeros. Ha sido artista invitado a Galas y Festivales en distintos países de América, Europa y Asia.

 

Por su buen desempeño y dominio técnico-estilístico, está considerado uno de los más valiosos exponentes masculinos de la escuela cubana de ballet. En el 2017 recibió el Título de Hijo Ilustre, otorgado por la Asamblea del Poder Popular de la ciudad de Remedios y en el 2019 la Distinción  por la Cultura Nacional.

 

Por su destacado nivel artístico ha sido proclamado por la Revista Danza Europa, como uno de los más destacados bailarines del mundo, en el período 2011-2014.

 

 

 

Opinión de la crítica.

En Shakespeare y sus máscaras: «Dani Hernández tiene el potencial para convertirse en bailarín noble, pues posee un estilo elegante, excelente técnica, es un acompañante sensible y está bien proporcionado.»

Sheila Cross. Revista Ballet.co. Reino Unido, 2010.

 

En Giselle: «demostró que tiene madera suficiente para enfrentar cualquier reto.»

Toni Piñera. Granma. La Habana, Cuba, 2011

 

«Dani Hernández como Albretch, igualó la ligereza de la era romántica, con sus largas piernas y excepcionales empeines.»

Sarah Kaufman. The Washington Post.Estados Unidos, 2011

 

En Don Quijote: «Dani Hernández creció en fuerza y entregó un solo impecable en el tercer acto, sin sentirse obstaculizado por la gravedad que nos aflige a los demás mortales.»

Karen Weinstein. Los Angeles Time on-line. Estados Unidos, 2011

 

En La Cdenicienta: « Dani Hernández, poseedor de una excepcional línea y una elegancia natural.»

Julio Bravo. ABC. Madrid, España, 2011

 

En Cascanueces: «el elegante Dani Hernández le hace a uno correr escalofríos por la columna con su impresionante Grand Pas deDeux […] Hernández es un partner atento, una carismática y apuesta presencia ytécnicamente aristocrático con batidos elegantes, altos jetes y caídas ligeras.»

Gary Smith. The Hamilton Spectator.Canadá, 2011.

 

En Diana y Acteón: «Hernández se lució en el rol de Acteón.»

Iratxe de Arantzibia. El diario vasco. España, 2012

 

«Dani Hernández matizó con estilo el difícil gran pas de deux del II acto de Cascanueces.»

Toni Piñera. Granma. La Habana, Cuba, 2013

 

En Cascanueces: «Dani Hernández demuestra encontrarse en la plenitud de su carrera como primer bailarín. Realizó con suma pericia las variaciones, y demostró ser un excelente partenaire, lo que contribuyó al exitoso diálogo de pareja.»

Ada Oramas. Tribuna de La Habana, Cuba, 2013

 

En El lago de los cisnes: «Hernández tiene un salto y giro seguro y es un excelente partenaire, pero su mejor don es su expresividad: su gran amor por Odette consigue que duela el corazón del espectador.»

Carmen del Val. El País. España, 2013

 

En Giselle: «Dani Hernández colma el escenario de vitalidad y gracilidad. […] consigue mantener al público en un estado de tensión emotiva. De ahí que los aplausos alargaran continuamente las escenas…»

Dolores Guerrero. El correo de Andalucía, España, 2013

 

En El lago de los cisnes: «Dani Hernández es un Siegfried dotado de gran elevación en salto, limpio de ejercicio y elegante.»

Julia Martin. El Mundo. España, 2015 

 

En El lago de los cisnes: «Dani Hernández tiene un resultado vistoso y chispeante.»

Roger Salas. El País. España, 2015 

 

En Giselle: «Un lirismo efervescente, inteligencia en el baile, nivel interpretativo y técnica de calidad al máximo, constituyeron los signos de su interpretación.»

Toni Piñera. Periódico Granma. La Habana, 2017

 

En Giselle: «Hernández destaca en físico y limpieza técnica. Fue estupendo partenaire en los difíciles portés que deben de esconder el peso de la bailarina; un control de la energía, imprescindible para manejar una incorpórea presencia, que es el signo distintivo de este elegante bailarín y lo mantiene también en su forma de bailar, de ahí que la verticalidad, la elevación y el control de caídas que arrancaron aplausos a sus variaciones, se vieran virtuosas y sin forzar.»

Julia Martin. El Mundo. España, 2017

 

En El cisne negro: «Dani Hernández, de aire principesco, forma parte de esa raza de bailarines nobles y elegantes que le dan prioridad a la elegancia y no a la presunción.»

Loïc Le Duc. Dance Magazine. Paris, Francia, 2017. 

 

En Don Quijote: «Dani Hernández, era todo lo que uno quería en el chico amante Basilio. Alto, piernas largas, con pies bellamente formados, saltó al escenario con energía fresca, navegó por el aire con ligereza, facilidad no forzada y parecía feliz de estar allí.» 

Sarah L. Kaufman. The Washington Post. Estados Unidos, 2018

 

En Don Quijote: «Dani Hernández, como Basilio, tenía un genial carisma igual a su fabulosa técnica en sus rotaciones cuidadosamente marcadas y su elegantemente trabajo.»

Alexander C. Kafka. DC Theatre Scene. Estados Unidos, 2018

 

En Don Quijote: «Dani Hernández, un bailarín con un estupendo balloné, impecables grand jetés, no solo es un buen partenaire, sino que a su vez compuso un Basilio encantador.»

Maritza Gueler. Revista Danzahoy. Estados Unidos, 2018